Globalcaja - Seguros de crédito

Seguros de crédito

El desarrollo y la evolución de cualquier empresa, pasa necesariamente por la ampliación de un mercado y forma de ventas, pero, ello trae consigo un riego derivado de la inseguridad del tráfico comercial, es decir, la posibilidad de pérdidas por impagados. Los impagados generan gastos adicionales, retrasan la evolución de una empresa, frenan su expansión, y si ésta es pequeña puede llegar a paralizarla, poniendo en peligro su continuidad.
 
La empresa necesita, por tanto, una información puntual y exacta de cara a las ventas a crédito o a la ampliación de mercados a clientes desconocidos, pero cualquier empresa no se puede permitir el lujo de crear un departamento propio de control que le suministre la información necesaria.
 
La visión básica de una empresa es integrarse en el tráfico comercial no vigilar a sus clientes, ¿cómo es posible entonces controlar el riesgo de impagados?. Se hace imprescindible hallar una fórmula que sin inversiones excesivas libre de inseguridad a las empresas. Esa fórmula existe y tiene nombre propio 'El Seguro de Crédito'.
 
El seguro de crédito es un medio que se pone a disposición de todas aquellas empresas que venden a crédito para mejor administración y control de los riesgos de crédito de sus compradores, así como para la reparación de las pérdidas que la eventual insolvencia de los mismos les pueda ocasionar.
 
Los servicios más importantes que presentan éstas modalidades de seguros son los siguientes:
 
1. PLANIFICACIÓN CREDITICIA Y VIGILANCIA PERMANENTE DE LA SOLVENCIA DE LOS CLIENTES DEL ASEGURADO.
 
La información es el más valioso instrumento con que cuentan las compañías de crédito para reducir el régimen normal de pérdidas de cada negocio. Con dicha información las empresas de crédito, realizan una serie de estudios y clasificación de cada uno de los clientes actuales y potenciales.
 
Para poder reducir los impagados, ya que es imposible evitarlos, las empresas de crédito cuentan con una base de datos que contiene información suficiente sobre empresas y comerciantes individuales, información en la que se registran embargos ejecutivos, demandas judiciales, suspensiones de pago, quiebra o cualquier o tipo de incidencias, dicha información se obtiene en pocos segundos, manteniéndose actualizada día a día, a través de una amplia red de información nacional e internacional y también por las incidencias que comunican las propias empresas.
 
Para que las empresas estén bien cubiertas de riesgo, en general, las compañías de crédito ofrecen un nuevo servicio para sus clientes. Este servicio consiste en que el asegurado puede conectar desde su propio ordenador con una base de datos de clasificación crediticia de sus clientes, que le informa en pocos segundos y en cualquier momento, cualquier variación que se produzca en la capacidad financiera, voracidad comercial y experimentación crediticia de sus clientes, con lo cual, el asegurado puede decidir qué cantidad de límite de crédito puede aceptar en cada momento con cualquiera de las empresas que constan en los archivos.
 
Por el contrario, si el asegurado no puede acceder directamente a la base de datos o la empresa aseguradora, previamente, no cuenta con el cliente clasificado, ésta última ofrece al asegurado una garantía inicial del cincuenta por ciento del valor del primero o primeros suministros que realice a todo cliente que no este clasificado, con lo cual, permite al asegurado no perder un cliente que podría ser solvente.
 
 2. GESTIÓN DE RECLAMACIÓN Y RECUPERACIÓN DE CRÉDITOS IMPAGADOS.
 
Las empresas de crédito para realizar las gestiones de cobro de las deudas impagadas, cuentan con una gran red de recobros, con abogados y procuradores extendidos por todo el territorio nacional y en conexión con los mejores profesionales en el extranjero, que ejercen una presión sobre los clientes morosos muy superior a los de cualquier proveedor aislado. Además cuentan con un elemento supletorio, que si alguien no satisface la deuda a alguno de los asegurados, sé vera restringida su capacidad para obtener créditos en el futuro. Asimismo, anticipan en nombre de los asegurados cualquier gasto originado por reclamaciones judiciales (gastos de recobro).
 
Cuando la gestión de recobro resulta eficaz, el asegurado recibe el 100% del importe líquido recobrado.
 
3. INDEMNIZACIÓN DE LOS IMPORTES NO RECOBRADOS.
 
El objetivo del seguro de crédito, es indemnizar las pérdidas de la empresa como consecuencia de la insolvencia de sus clientes. Una vez determinada las pérdidas finales, el asegurado recibe la indemnización al porcentaje establecido en el contrato.
 
Existen ciertas ventajas para la empresa a la hora de contratar un seguro de este tipo:
 
  • Evita riesgos innecesarios ante la inseguridad del tráfico mercantil, permitiendo un eficaz desarrollo empresarial sin que peligre la estabilidad financiera de la empresa.
  • Supone un gran apoyo a la gestión, generando una mayor rentabilidad del puesto ejecutivo, sin disiparse con elementos que crean inseguridad y centrándose en las áreas que puedan producir mayor volumen de negocio.
  • Es una garantía ante las entidades financieras, facilitando la negociación del descuento de efectos comerciales.
  • El coste de este servicio es fácilmente absorbible y, además, es un gasto fiscalmente deducible.
  • Con la seguridad que proporciona, ayuda a diseñar y emprender nuevas operaciones sin riesgos y a no perder cuota de mercado por temor a los impagados.